Comparte este contenido

Los alumnos que vienen por primera vez suelen tener bastantes dudas, muchas de ellas son preguntas  frecuentes que se repiten. Para que encuentres fácilmente respuesta antes de comenzar a practicar yoga he reunido las preguntas más frecuentes. Espero que te sirvan. 

Veo que hay varios tipos de yoga. ¿Cómo sé qué estilo elegir?

Bien, esto depende, de cómo sea la persona en cuestión y de lo que busque. Según como haya sido el día puede apetecer una clase de yoga más dinámica para soltar tensiones y más recomendado para personas activas, esto es el el Ashtanga Yoga. O si eres de un perfil tranquilo y lo que mejor te viene es una clase pausada, yo te recomiendo una clase de Hatha Yoga. Este puede ser tu estilo también si has tenido un día muy estresante y necesitas una clase más relajada para desconectar mejor. En definitiva en ambos estilos vas a encontrar los beneficios del yoga en general (estirar, fortalecer, sentirte bien mentalmente al finalizar, mejorar espiritualmente, etc,..), elige el estilo de yoga que más vaya contigo. Pero si tienes dudas lo mejor es probar diferentes estilos, ya que no tienes por qué encasillarte en ninguno en concreto. 

Si tienes dudas, ponte en contacto con nosotros, deja que te conozcamos y evaluemos tu situación. Estamos seguros de que encontraremos la opción que mejor se adapte a ti.

Echa un vistazo a nuestros horarios según el estilo de yoga. Ver horarios. 

¿Está el yoga relacionado con alguna filosofía o religión?

Definitivamente no. El Yoga no interfiere necesariamente con ninguna religión. Si bien es cierto que el yoga proviene de la filosofía y cultura india. Es por ello que muchos símbolos, términos y conceptos permanecen. Sin embargo, esto no es en necesario para la práctica de yoga en la actualidad. Únicamente enmarca el yoga en su origen. En definitiva el yoga es una experiencia personal que va más allá de dogmas o doctrinas concretas y se realiza en un entorno de máximo y profundo respeto hacia las ideas y creencias de sus practicantes.

Nunca he hecho yoga antes, ¿puedo empezar desde cero?

Claro que sí, el yoga es para todos. No existe ningún condicionante previo que impida practicar yoga. Si tienes alguna dolencia o duda consulta con tu médico. No se necesita poseer un cuerpo flexible, ni estar en forma física, ya que las posturas se deben adaptar al alumno. Esto quiere decir que es trabajo del profesor ayudar al alumno a que encuentre «su postura».

¿Cuántas veces a la semana debo practicar yoga?

Como es lógico, se recomienda practicar lo que cada uno pueda. Hoy en día vivimos con agendas muy apretadas y puede suponer un estrés practicar más de lo que la propia agenda te permita. Esto no tendría lógica tratándose precisamente de practicar yoga. Mi recomendación es que comiences con un día a la semana y si puedes permitírtelo amplía a dos. Eso sí, dediques el tiempo que dediques siéntete afortunad@ y bien contigo mism@ en cuanto a la experiencia del yoga. 

¿Cuánto tiempo voy a tardar en notar los beneficios? 

A mi me gusta preguntar después de la clase de yoga ¿te sientes mejor física y mentalmente? La respuesta suele ser que sí. Así que desde el primer día puedes notar los beneficios. Habremos puesto todo nuestro cuerpo en funcionamiento, movilizado cada articulación en cualquier dirección posible. Habremos fortalecido, estirado,… y no tardarás en sorprenderte en lo que eres capaz de hacer con tu cuerpo. En tus próximas clases notarás que has ganado flexibilidad. Al cabo de los meses habrás fortalecido cualquier músculo de tu cuerpo. Y si la apertura de tu mente es total a otros posibles beneficios te sentirás mejor contigo misma y con el mundo que te rodea. Por lo que el yoga es un sin fin de beneficios y nunca sabes lo que va a aportar a cada persona en concreto. 

¿El yoga es solo ejercicio físico o hay algo más? 

El yoga más que ejercicio físico es una actitud ante la vida. Durante el tiempo que dura una clase nos acompaña una respiración profunda y consciencia en la realización de los movimientos y de las posturas. Esto nos va llevando a una relación más íntima con nosotros mismos que implica un mayor conocimiento y respeto hacia nuestro cuerpo físico, mental y hacia nuestras emociones. Lo que permite que nos aceptemos, que nos queramos más. En consecución también surge una mirada al exterior y transformaremos la manera en la que nos relacionamos con el mundo que nos rodea. Para todo esto requiere que la practica se prolongue en el tiempo y el yoga entre en tu vida todo lo que tú estés dispuest@ a abrirte. 

¿Se puede practicar yoga sin tener una gran fuerza o flexibilidad?

Claro que sí. Para eso, precisamente, es el yoga. Además, en el yoga no se trata de “llegar” a ningún lado. Es un proceso permanente y todo el mundo comienza desde el punto en el que su cuerpo lo permite. El yoga aumenta la flexibilidad a medida que lo practicamos y esta flexibilidad está ligada a la salud de todo nuestro organismo, de nuestra vitalidad, a cargas emocionales que soltaremos y nos relajaremos mentalmente. De la misma manera, el yoga aumenta nuestra fuerza física y mental. 

¿Puedo practicar yoga si tengo algún tipo de dolencia que limita mis movimientos?

Sí. El yoga es para todos, sea cual sea tu condición física. Antes de incorporarte a una de las clases, te recomendamos que hables con el/ la Instructor/a, para que tenga constancia de tu situación y te adapte la clase a tus necesidades.

Estas son las preguntas más frecuentes que he reunido de los alumnos que vienen por primera vez a practicar yoga. 

No te quedes con ninguna duda. Escríbenos.