Estilos de yoga

Existen diferentes estilos de yoga. Lo ideal es conocer cada uno de ellos para poder elegir el más adecuado a cada persona. Y que los beneficios buscados se encuentren más fácilmente. Si quieres conocer un poco más acerca de los beneficios de yoga visita nuestro artículo relacionado.

 

Hatha Yoga

Es una práctica de posturas más pausada y profunda. Es una buena forma de introducirse al yoga, pues es la base de los demás estilos. Aprenderás a escuchar tu cuerpo respirando de forma consciente. Conocerás cuáles son tus límites respetándolos.

 

Ashtanga Vinyasa Yoga

Ashtanga Vinyasa Yoga se caracteriza por ser una forma de yoga dinámico o vinyasa. Vinyasa significa la sincronización de movimientos con la respiración. A través de estos movimientos se encadena una postura tras otra. Cada postura está diseñada con un número determinado de movimientos y respiración de manera que cada alumno con el tiempo irá enlazando las posturas con el ritmo de las respiraciones. Aparte del sistema de vinyasa otros elementos serán determinantes para la práctica: la respiración Ujjayi (pranayama), las bandas (cierres energéticos), el dristi (miradas) ayudan al practicante a concentrar y aumentar la energía a lo largo de la práctica, además de desarrollar la mente y el cuerpo con mayor fuerza y flexibilidad.

La Respiración Ujjayi se obtiene al contraer suavemente la glotis (un pequeño músculo a la altura de la tráquea) que provoca una respiración sonora, lenta y regular. Es un elemento esencial durante toda la práctica. Al escuchar el sonido de nuestra respiración nuestra mente se va calmando y relajando.

Las Bandas son contracciones musculares que provocan un control de la energía. Mula Banda, a la altura del coxis, consiste en contraer los esfínteres anales y Uddyana Banda es una contracción abdominal. También está Jalandara Banda a la altura de la garganta que se practica durante algunos pranayamas (ejercicios respiratorios). Al realizar las bandas estamos aumentando nuestra concentración y controlando la energía.

El Dristi («mirada» en sánscrito) consiste en focalizar totalmente la mirada durante toda la duración de la postura. Cada postura tiene su dristi y esta concentración total de la mirada nos conduce a la meditación. También aumenta nuestra capacidad de concentración y tonifica nuestros músculos oculares siendo muy beneficioso para algunos problemas de vista.

 

Yoga para embarazadas

Durante el embarazo muchas mujeres se plantean seguir con su actividad de yoga o comenzar a practicarlo para obtener los beneficios para al bebé y la futura mamá. 

El yoga es uno de los ejercicios más beneficiosos que realizar durante el embarazo ya que es una actividad de bajo impacto, pero es importante tener en cuenta algunas indicaciones antes de comenzar. 

Puedes realizar yoga estando embarazada en cualquiera de nuestras clases. Antes debes consultárselo a tu médico. Dile a tu instructor de yoga de cuántas semanas estás. Inscríbete en nuestras clases de yoga con profesores certificados en esta especialidad. Sigue las indicaciones de nuestro artículo de yoga para embarazadas.

 

Yoga Madrid La Latina

Inscripción