Comparte este contenido

Hoy en día es bien conocido su potencial para reducir el estrés, además de otros beneficios del yoga. El yoga conecta el cuerpo con la mente, gracias a la respiración. Esta práctica utiliza posturas físicas, ejercicios de respiración y meditación para mejorar la salud general, ya que disminuye el nivel de estrés y esto mejora el sistema inmunológico. Esta disciplina se desarrolló como una práctica espiritual hace miles de años. La mayoría de las personas en occidente hace yoga como ejercicio y para reducir el estrés.

Los beneficios del yoga

El yoga puede mejorar a nivel general tu estado físico, psicológico y emocional, tu postura y flexibilidad. Además también:

  • Reduce la presión arterial y la frecuencia cardíaca.
  • Ayuda a relajarse.
  • Mejora la confianza en uno mismo.
  • Reduce el nivel de estrés.
  • Mejora la coordinación.
  • Mejora la concentración.
  • Ayuda a dormir mejor.
  • Ayuda a la digestión.

Adicionalmente, practicar yoga también puede ayudar con las siguientes afecciones:

  • Ansiedad.
  • Dolor de espalda.
  • Depresión.

Quiénes deben tomar precauciones:

La práctica de yoga en general es seguro para la mayoría de las personas. Pero puede ser necesario evitar algunas posturas de yoga, o modificarlas si:

  • Estás embarazada.
  • Tienes glaucoma.
  • En caso de ciática.

Asegúrate de notificar al instructor de yoga si tienes cualquier dolencia o lesión. Un maestro de yoga calificado debe ser capaz de ayudarte a encontrar posturas que sean seguras para ti.

Yoga y salud mental:

Los científicos descubrieron que al realizar dos posturas sencillas de yoga durante dos minutos provoca una mejora de los sentimientos subjetivos de energía y autoestima. Esto se debe a una asociación del funcionamiento del nervio vago, el más largo del sistema nervioso autónomo responsable del funcionamiento inconsciente del cuerpo como la respiración, la circulación y la digestión.

 

Otras evidencias científicas de los efectos positivos del yoga:

El yoga alivia el dolor crónico. Ayuda a controlar la enfermedad arterial coronaria, el asma, la diabetes, el linfoma y el cáncer de mama.

El yoga ayuda a las personas que sufren de problemas de salud mental, como depresión, ansiedad, trastorno obsesivo-compulsivo, trastorno de estrés postraumático y esquizofrenia.

El yoga mejora el bienestar psicológico de personas sanas, incrementando la satisfacción con la vida y la autoestima, y reduciendo el estrés y la ansiedad.

El yoga reduce la fatiga y otorga, a su vez, una sensación de aumento de la energía.

También te puede interesar los beneficios de la meditación.